LO ÚLTIMO

Bernardo Rey y Nube Sandoval fundadores del Teatro Cenit el día que les anunciaron que habían ganado el premio Ellen Stewart, que otorga el Teatro La Mama de Nueva York en EEUU, los directores Nube Sandoval y Bernardo Rey estaban en Condoto (Chocó). La instrucción era que se conectaran por Skype cuando se anunciara el premio, pero momentos antes en el pueblo se cayó internet y tuvieron que llamar hasta a la alcaldesa para que lo pudieran arreglar.Finalmente pudieron conectarse con la compañía de un coro de cantaoras de alabaos, quienes, con la iluminación que les proveía la lámpara de una moto, cantaron una canción en honor de Stewart, la madre del teatro independiente neoyorquino.

Más allá de las peripecias, ese momento fue una metáfora perfecta del trabajo de Sandoval y Rey con el Teatro Cenit, con el que desarrollaron la metodología del teatro como puente. “El premio es de alguna manera un reconocimiento a nuestra metodología, una metodología cien por ciento colombiana, que empezamos a desarrollar aquí y luego consolidamos en Italia”, cuenta Rey.

En Colombia, su trabajo ha sido con comunidades vulnerables en poblaciones chocoanas como Acandí, Unguía y Condoto, donde desarrollaron su más reciente producción, 'Antígona, genealogía de un sacrificio', que se presentará del 11 al 13 de marzo en el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá.

Hace cerca de tres años, los creadores llegaron a Colombia y trabajaron en el Chocó, donde lograron concretar proyectos en los que miembros de etnias como los embera trabajaron junto a comunidades afro.

En la parte artística, Sandoval cuenta que 'Antígona' es un personaje que la ha perseguido durante varios años –protagonizó, por ejemplo, una versión dirigida por el italiano Paolo Magelli que se presentó en el Iberoamericano del 2000–.

Su nueva versión de la tragedia griega parte de un texto de la filósofa española María Zambrano. “Prácticamente retoma a Antígona donde la deja Sófocles, en la tumba, viva, en una especie de 'delírium trémens' donde empieza a encontrarse con los vivos y los muertos, con todos los personajes que de un modo u otro tuvieron su parte en la tragedia”, dice Sandoval.

Es por eso que 'Antígona, genealogía de un sacrificio' opta en contar las razones por las que la historia desarrolla esa guerra fratricida en la que Antígona es condenada a ser enterrada vida. Y ahí aparecen las cantaoras de alabaos, que de alguna manera cumplen el papel del coro griego. “Los alabaos son cantos funerarios para acompañar el alma del difunto a despegarse y salir tranquilo. Es por excelencia una cosa catártica colectiva, entonces nos pareció que era perfecto”, añade Sandoval.

En junio, los artistas se trasladarán a Italia para trabajar en la obra con la que ganaron el premio Ellen Stewart, en la que participarán actores de ese país y varios refugiados que han demostrado gran talento artístico. La pieza se presentará en el Festival dei Due Mondi de Spoleto (Italia) y en Nueva York. Otro de sus proyectos es establecer una sede en el pueblo de Minca, en Santa Marta, para continuar su trabajo con las víctimas.

De: YHONATAN LOAIZA GRISALES - eltiempo.com


¿Tienes una opinión? ¿Tienes algo que decir? Comenta!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu opinión con todos.

IMPORTANTE: Actualmente tenemos una falla que no esta permitiendo que se guarden los comentarios provenientes de celulares. Estamos trabajando en la solución.

Video Recomendado de la semana


El video recomendado es una entrevista con el musico Alexis Renteria, habló algo de su trayectoria musical y de su nueva cancion "Ella tiene con que." Comparte y apoya el artista chocoano Video: "Personajes"
Mas información del artista....