LO ÚLTIMO

El Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba Larrarte, en una visita que hizo a Quibdó, expresó su indignación por el rezago que muestran los indicadores sociales del departamento del Chocó, alertó para que algunas obras que se adelantan en la región no se conviertan en elefantes blancos y se mostró preocupado por la baja ejecución que al cierre de 2018 presentaban 26 proyectos por $88.173 millones, financiados con recursos de regalías.
Al terminar la vigencia pasada, estaban sin contratar dos proyectos de regalías por $199 mil millones en los sectores de agricultura y desarrollo rural y “Debo decir que hasta el momento no se advierte un impacto social positivo de esos proyectos”, lamentó el Contralor al intervenir en Quibdó en un Foro convocado por el Consejo de Estado sobre “Justicia Abierta, Multiculturalidad y Transparencia”.

Entre 2012 y 2018 el departamento del Chocó se benefició, al menos sobre el papel, de 280 proyectos con cargo al Sistema General de Regalías por $728.750 millones, recordó Córdoba Larrarte.

Según el Contralor, es necesario determinar cuanto antes qué ha pasado con los recursos destinados para el desarrollo social del departamento y mirar con lupa el desarrollo de los proyectos aprobados recientemente por el Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD) Regional Pacífico por $20.661 millones de esos recursos, $8.747 millones corresponden a Chocó y están anunciados, de manera genérica, para el ajuste de los esquemas de Ordenamiento Territorial (EOT) de los municipios de Bojayá, Lloró, Medio Atrato, Río Quito, Acandí, Riosucio, Unguía, Alto Baudó, Medio Baudó, Bajo Baudó, Litoral del San Juan, Medio San Juan, Cértegui, Condoto, Nóvita, Río Iró, Tadó y Unión Panamericana.


Según Córdoba, algunas de las obras del departamento que están en riesgo de quedar abandonadas, inconclusas o sin funcionar son:

La primera etapa de la Universidad Tecnológica del Chocó, en San Juan de Istmina, de acuerdo con Córdoba, el proyecto ya debería estar ejecutado, “pero su avance físico está en el 89,97 % y su avance financiero es del 80,36 %”, indicó el comunicado. Para esta obra se comprometieron $5.136 millones del Fondo de Compensación.

El Sistema de Masificación de gas natural de Istmina, Tadó, Unión Panamericana y Condoto Es financiado por el Fondo de Compensación Regional por $18.000 millones. Su avance financiero es del 66,99 % y el físico tan solo del 53,46 %.

Mega Colegio MIA, en Quibdó Para la obra, que está retrasada, fueron comprometidos $13.800 millones para su construcción inicial más una adición de $6.300 millones, con recursos del Sistema general de Regalías y del Sistema General de Participaciones.

Otras obras de infraestructura que presentan irregularidades son la Vía Quibdó-Medellín y el acueducto de Istmina. Además, según la Contraloría, los proyectos relacionados con los programas para el posconflicto “tienen inicio de implementación y no hay un solo certificado de disponibilidad presupuestal o contrato para su desarrollo”. El contralor reveló en días pasados que hay más de 890 ‘elefantes blancos’ en Colombia, incluyendo 12 hospitales.











¿Tienes una opinión? ¿Tienes algo que decir? Comenta! Volver a inicio

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu opinión con todos.

IMPORTANTE: Actualmente tenemos una falla que no esta permitiendo que se guarden los comentarios provenientes de celulares. Estamos trabajando en la solución.

Video Recomendado de la semana


El video recomendado "El Sueño del Retorno" es un informe especial sobre el corregimiento de Acosó, municipio de Condoto, sus habitantes hace 15 años se desplazaron por el conflicto armado, pero que hoy quieren regresar Video: "Acosó, el sueño del retorno"